Adiós a la primera vaca clonada del mundo

Dos años después de que la oveja Dolly se hiciera internacionalmente famosa por ser el primer animal clonado, técnicos del Centro de Investigación Provincial de Ganado de Ishikawa, en la Universidad de Kindai (Japón), lograron en 1998 que nacieran dos vacas gemelas Kaga y Noto, que murió en mayo de 2018. Hasta esta misma semana, sobrevivió Kaga, que murió hace unos días por causas naturales a los 21 años de edad en el centro de investigación japonés en el que nació.

Kaga, que pereció por la vejez, ya que la esperanza de vida de las vacas es de entre 20 y 25 años, empezó a tener problemas para sostenerse en septiembre y había estado recibiendo suplementos nutricionales y antiiflamatorios en las patas, según la explicación de funcionarios del centro recogida por la agencia de noticias Kyodo, información que ha rebotado la agencia Efe y que han publicado numerosos medios en castellano.

A principios de octubre, la vaca ya no podía sostenerse en pie y su muerte fue declarada el pasado miércoles. En 2006 se habían producido 14 vacas clonadas en el centro nipón, pero la investigación que tenía como objetivo mejorar la producción de carne y leche se redujo después de que la distribución de carne de vaca clonada se restringiera en Japón en 2009.

Precisamente, el ganado clonado de Ishikawa se mantuvo para el estudio sobre la esperanza de vida de estos animales.

(Fuente de las fotos: El País y ABC)

Compártelo


Abrir chat
¿Te podemos ayudar?