¿Dinero llama a dinero?

Lo hemos escuchado y dicho en muchas ocasiones, “dinero llama a dinero”. Lo cierto es que si no te toca la lotería, en el mundo de los negocios -y en lo personal, ganar dinero es una tarea y hasta un arte, que poco o nada depende de la suerte (como la entendemos habitualmente).

Parece de perogrullo, pero uno de los aspectos más importantes en el mundo de los negocios es querer ganar dinero. Estarás pensando que menuda estupidez ¿no?. Pues no, y es que hay muchas personas dentro del mundo de los negocios que fracasan, entre otras cosas, porque no quieren ganar dinero, porque no se sienten merecedores de ello y caminan por la vida con estigmas y creencias negativas en torno al dinero y al éxito en general. Y ahí entramos en saber conocernos desde dentro y valorar si de verdad aceptamos el dinero como algo bueno en nuestras vidas (y en general si queremos y merecemos cosas buenas). No vamos a entrar en profundidad, pero seguro que te suena lo de la ley de la atracción. Atraemos cosas, personas y situaciones buenas, en función de nuestra voluntad y de aquellas experiencias vitales que nos hayan condicionado el carácter. Y lo mismo pasa con las malas.

En los negocios y con el dinero pasa igual.

Además, las personas que tienen mucho dinero hacen las cosas de forma diferente a la gran mayoría. Hay expertos en finanzas que han estudiado esos comportamientos y que sacan varias conclusiones que queremos compartir contigo por si te apetece aplicarlas en tu día a día:

Invertir en uno mismo

Cualquier cosa que te compres o servicio que contrates para ti, enfócalos como una inversión y no como un gasto, tanto si es para hacerte feliz, como si es para mejorar en el campo profesional.

Arriesgarse

Cuando pensamos en fracasos y errores, el miedo suele apoderarse de nosotros, pero si lo contemplas como parte fundamental del aprendizaje en la vida y haces muchas pruebas con errores calculados, podrás saber las mejores formas de aumentar los buenos resultados en los negocios y en lo personal. Atrévete a cambiar e innovar, no te quedes parad@.

Y piensa que el miedo es por definición: “la sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario”. Solemos adelantarnos a los acontecimientos sin que hayan ocurrido, a veces en modo apocalíptico y negativo. “Y si no sale bien y pierdo el dinero”, “Y si no me compran porque no les gusta”, “Y si la Bolsa se estrella y se repite otro Crac del 29”,…¡la lista es interminable!

Asociarse adecuadamente

Si quieres más dinero y prosperar en los negocios, júntate con aquellos  a los que de alguna forma admiras o quieras imitar. Sabemos adaptarnos a las situaciones que sean positivas para nosotros mucho mejor de lo que creemos. De esta forma, tendremos más y mejores opciones para que se nos abran puertas, hacer nuevos contactos, establecer colaboraciones y cerrar mejores contratos.

Inteligencia emocional

El dinero tiene una parte emocional para las personas, además de ser una herramienta y una energía que puede orientarse positiva o negativamente.  Dependerá de cómo lo viva cada uno y lo que hay escuchado en su vida sobre el tener o no tener dinero. Saber usar la inteligencia nos dará excelentes resultados, para no ser impulsivos y esperar al momento adecuado, o bien, arriesgar e invertir justo ahora. Todo requiere de un control de la inteligencia emocional. Esto pasa mucho en el área de las inversiones en Bolsa. Lógicamente todo esto debe acompañarse de los conocimientos dentro de cada materia, así que es esencial ‘nutrirse’ de todo aquello en lo que vayamos a invertir nuestro tiempo y recursos.

 

Y ahora que ya tenemos algunas claves resueltas, ¿quieres ser de los que atraen el dinero?

Compártelo


Abrir chat
¿Te podemos ayudar?